Beijing, la capital del Norte.

 Beijing, que significa  «la Capital del Norte», o Pekín como la conocemos nosotros, son los nombres de la ciudad que representa la esencia de China.
Es una ciudad enorme, el centro político de China y su actual capital.
Tiene una superficie urbana de más de 16.800 kilómetros cuadrados, con calles que alcanzan los 45 kms. de largo.
Cuenta con la mayor Plaza del Mundo, la Plaza de Tian’anmen, con más de 440.000 metros cuadrados, donde se encuentra varios edificios gubernamentales, el Mausoleo de Mao y el Museo Nacional de China.
2013-05-07-pekín-plaza-tiananmen-0009 copia
También cuenta con el mayor conjunto de Palacios del Mundo,  la Ciudad Prohibida, con una superficie de 720.000 metros cuadrados y que posee más de 9.000 salones, ejemplo de un país gobernado durante muchos siglos por varias dinastías de Emperadores elevados a la categoría de Dioses.
Miles de años de historia se concentran en sus calles, en sus plazas, en sus gentes, en sus edificios.
 Mao Zedong, el que fue padre de la nueva China,  transformó el país con una Revolución que continúa reflejándose en el férreo control de todo lo que pueda significar la «contaminación moral occidental».
Por ejemplo, no es posible acceder a Redes Sociales como Facebook o Twitter.
Pekín es una ciudad controlada por millones de cámaras,  militares, policías y civiles que vigilan todo lo que se mueve por sus calles.
 Una ciudad de veinte millones de habitantes que ha pasado de las bicicletas al coche, creando  un tráfico caótico que la hace encabezar la lista de los lugares más contaminados del planeta, con un cielo gris en lugar de azul.
Una ciudad inmensa  donde puedes pasar en menos de dos horas de estar visitando la Gran Muralla China, el monumento más representativo de China, con una longitud de 6.700 kilómetros, a contemplar el Estadio Olímpico de «Nido de Pájaro»  . Maravillas arquitectónicas del pasado y del presente.
2013-05-08-gran-muralla-china-badaling-0030 copia
Los Juegos Olímpicos  de 2.012 han contribuido a crear modernas infraestructuras para hacer la ciudad más accesible.
Es fácil de recorrer en su estupendo Metro, que ya cuenta con 15 líneas, de una forma rápida y económica por 2¥ ( 0,25€) el trayecto.
Si viajas a esta ciudad no te puedes perder otros monumentos como el Palacio de Verano,  que fue el lugar de recreo de la Corte Imperial y el Templo del Cielo, el mayor de China, una lugar de oración para que los Emperadores de las Dinastías Ming y Qing, hicieran rotativas al cielo por las buenas cosechas y por las lluvias.
Cerca de Pekín  podrás visitar las Tumbas Ming, donde se encuentran enterrados 13 de los 16 Emperadores de la Dinastía Ming.
Te recomiendo recorrer, de día o de noche, sus dos famosas calles de tiendas y restaurantes, la de Qianmen, con una historia de 570 años y la de Wanfujing, donde podrás degustar los famosos pinchos de insectos, ahora recomendados por la ONU. ¡Salud!
2013-05-06-yo-pekín-wanfujing-0003 copia
Como viajero, me he sentido impresionado por una ciudad donde todo es enorme y que muestra la evolución desde una cultura milenaria a una cada vez más cultura occidental.
Te dejo mi paso por la ciudad en imágenes.
//-->

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: