«

Ago 06

Viajes con Historia: Hiroshima en el recuerdo

Hiroshima ha pasado a la historia por ser la ciudad elegida para detonar la primera bomba atómica. Hoy es un destino turístico por donde pasan todos los japoneses al menos una vez en su vida para rezar en el Parque Conmemorativo de la Paz, levantado en recuerdo de todas las víctimas causadas por la explosión.

En el Puente Aioi. Detrás el Genbaku Dome.


Se te ponen los pelos de punta cuando ves a grupos de escolares japoneses, perfectamente uniformados, rezando en los lugares que recuerdan la tragedia.

Escolares japoneses rezando en el Parque de la Paz.


Confieso que fue uno de los motivos por los que tenía ganas de ir a Japón. Visitar Hiroshima y rendir también mi pequeño homenaje a los 140.000 muertos directos que causó la explosión y a los miles que murieron en los años siguientes por el holocausto nuclear.
Fue tal día como hoy, un 6 de agosto de 1945, a las 8:15, cuando el avión “Enola Gay”, un B-29 Superfortress de la Fuerza Aérea de los Estados Unidos, lanzó una bomba llamada sarcásticamente “Little Boy” programada para estallar a 600 metros de altura y así causar el mayor daño posible. Muchas personas se volatilizaron al instante y la ciudad quedó reducida a escombros.
El lugar elegido para el impacto fue el Puente Aioi, un puente en forma de T, donde se cruzan el Río Ota y el Motoyasu. La bomba cayó a tan solo 150 metros, con una precisión quirúrgica para los instrumentos de puntería que llevaban los aviones de la segunda guerra mundial. Hay un monolito que recuerda el lugar exacto de la explosión.

Hipocentro de la explosión.


Hoy el Parque Conmemorativo de la Paz recuerda la tragedia. En sus jardines se encuentran monumentos como la Cúpula de la Bomba Atómica, conocida como Genbaku Dome, uno de los pocos edificios que quedó en pie tras la detonación y cerca un cenotafio que contiene los nombres de todas la víctimas de la bomba identificadas y una inscripción que reza “Descansen en Paz. Jamás volveremos a cometer el mismo error”

Memorial por las víctimas. Al fondo la Llama de la Paz y la Cúpula de la Bomba Atómica.


También están dentro del mismo parque la Campana de la Paz, el Monumento a la Paz de los Niños y la Llama de la Paz, que arde desde 1964 y permanecerá encendida hasta que se destruyan todas las armas nucleares. Por desgracia algo poco probable.

Campana de la Paz


Muy cerca hay otro Parque que visitar para relajarse de las emociones vividas. Se llama Shukkei-en y entre sus estanques llenos de peces, sus cuidadas plantas y puentes se pasa un rato agradable.

Parque Shukkei-En


Hoy Hiroshima es una ciudad cosmopolita de más de un millón de habitantes, con una vida nocturna muy activa, que trata de sobreponerse a la tragedia. Aunque siempre será conocida como el lugar elegido para detonar la primera bomba atómica.
Y para muestra de su modernidad, al llegar al Hotel me recibe en la recepción…un robot.

Recepcionista del Hotel


In Memoriam de Hiroshima.
@miguelandujar_

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: