Vinoteca C y J de Almoradí: cata Tempos Vega Sicilia

La gastronomía en Almoradí es ya una referencia en la Vega Baja del Segura, gracias a la labor que realizan los profesionales de los establecimientos de hostelería de la localidad.

El último ejemplo, ha sido la impresionante cena maridada con vinos de Bodegas Tempos Vega Sicilia llevada a cabo por Charo y José Manuel, sumiller de C& J Vinoteca.

En una noche inolvidable para las 20 personas que asistimos, su propuesta fue: 

🍷 Vinos:

  1. Oremus Mandolás Furmint 2021: un blanco seco, con una frescura inigualable y aroma floral que, a pesar de su juventud, desvela una acidez viva y un cuerpo sorprendente.
  2. Macán Clásico 2019: un tinto D.O. La Riojade las Bodegas de Benjamín de Rothschild & Tempos Vega Sicilia, situadas en Samaniego, Álava.
  3. Pintia 2018: un tinto de la D.O. Toro, que desafía las condiciones del terroir donde se cultiva, reflejando la fuerza y carácter únicos de esta región.
  4. Valbuena 5° año 2018: tinto de la D.O. Ribera del Duero, envejecido durante cinco años entre madera y botella en su Finca Vega Sicilia de Valbuena de Duero, una finca de 1.000 hectáreas, 210 dedicadas a la viña y 600 hectáreas de alcornoques, robles y pinos, entre otras especies.
  5. Oremus Tokaji 3 Puttonyos 2017: un vino dulce que envejece en madera y botella en unas bodegas excavadas en las entrañas de los montes de Tokaj, en Hungría. 

🍛 Cena:

  1. Tosta de aguacate con salmón
  2. Salpicón de langostinos
  3. Gamba al ajillo fresca
  4. Jamón ibérico
  5. Tabla de quesos premium
  6. Bonito con tomate del terreno y piparras Bastarri
  7. Carrillera de Buey
  8. Pluma ibérica de bellota
  9. Tortada de Almendras casera
  10. Almojábana con Chocolate

La cata fue dirigida por Irene Arias Navarro, Ingeniera Agrónoma y Máster en Viticultura y Enología por la Universidad Miguel Hernández, que además realizó sus prácticas en las Bodegas Tempos Vega Sicilia. Todo un lujo de ponente, para ilustrarnos sobre estos afamados vinos.

Si los vinos nos sorprendieron, los platos con los que pudimos acompañarlos estuvieron a la altura de las circunstancias, como poder maridar la carrillera de buey con el Pintia o la pluma ibérica con el Valbuena 5° año. Pero terminar la velada con unos postres tan almoradidenses como la tarta de almendra y la almojábana maridadas con el Oremus Tokaji 3 Puttonyos fue un excelente broche final.

Y todo esto no hubiese sido posible sin el trabajo en equipo de toda la plantilla de la Vinoteca C&J.

¡Enhorabuena!

@miguelandujar

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.