Lula: espacio gourmet de Aurora Torres en la Vega Baja.

La Vega Baja del Río Segura, situada al Sur de la provincia de Alicante, es un lugar con un microclima privilegiado, donde además de sus Playas, tiene pueblos en los que puedes disfrutar de una excelente gastronomía elaborada con productos de su Huerta.

En Los Montesinos, población situada al norte de la Laguna Salada de Torrevieja, donde anidan los flamencos, te recomiendo que hagas una visita al Restaurante La Herradura, donde la Chef Aurora Torres, ha creado «Lula», un espacio gourmet donde disfrutarás de los sabores de su infancia.

Lula, espacio gourmet del Restaurante La Herradura

Lo ha bautizado con este sugerente nombre, en homenaje a sus antepasados, que eran conocidos en su pueblo por este “mote” tan peculiar . En la Vega Baja del Segura, es usual que todos tengamos un sobrenombre, que se transmite de padres a hijos. 

Después de acomodarnos en una de sus originales mesas, que tiene un limonero en el centro, Aurora nos introduce en los platos que vamos a probar a continuación, detallando cómo se ha inspirado para crear cada uno de ellos.

De los recuerdos de su niñez, cuando ayudaba a su madre en la cocina, y de los productos de la Huerta que tenía en su casa de Formentera del Segura, surge «Sabores de mi Infancia» un menú que consta de 7 platos más los “Petit Four” a un precio cerrado de 50 euros.

Carta «Sabores de mi Infancia» by Aurora Torres

«Sabores de mi Infancia» by Aurora Torres.

  • Snack de Bienvenida: Crujiente de Conejo con Tomate y Alfalfa, presentado de forma original en una teja, rellena de alfalfa y cubierta por una “tela conejera”.
Snack de Bienvenida: Crujiente de Conejo con Tomate y Alfalfa
  • Pañuelo de Tomate, Capellanes y Encurtidos,  una tortita de tomate desecado, coronada con los ingredientes de la típica ensalada huertana, que se enrolla como una fajita y se come con la mano. 
Pañuelo de Tomate, Capellanes y Encurtidos
  • Alcachofas Braseadas y Panceta Ibérica, que termina en directo con un soplete.
Alcachofas Braseadas y Panceta Ibérica
  • Langostinos y el Maravilloso Mundo de las Habas: Haba Tonka, Haba Edamame y Habas Tiernas de la Vega Baja, bañadas en una salsa de 15 ingredientes…secretos.
Langostinos y el Maravilloso Mundo de las Habas.
  • Lomos de Dorada y Raíces Levantinas, para mí el plato más logrado y al que los hinojos y  la “regalisia” le dan un toque muy huertano.
Lomos de Dorada y Raíces Levantinas
  • Pato, Remolacha, Ron, Dátiles y Uvas del Vinalopó.
Pato, Remolacha, Ron, Dátiles y Uvas del Vinalopó.
  • Limón de Los Montesinos, visualmente muy atractivo y  acompañado de virutas de almendra.
Limón de Los Montesinos
  • “Petit Four”,  que consta de Nubes de frutos rojosBolas de coco y de Turrón bañado de chocolate. Los presenta en una “carnera”, que se utiliza en la Vega Baja para secar el embutido a salvo de insectos. Yo mismo tengo una en casa.

Aurora, he de decirte que has conseguido sorprenderme y que tan pronto cambies el menú, volveré para dejarme llevar por tus recuerdos…que también son los míos.

@miguelandujar.travel

Nueva Zelanda: de viaje entre volcanes.

Hoy nos hemos despertado con la triste noticia de que al menos cinco turistas han muerto y una decena se dan por desaparecidos, tras la erupción del volcán Whakaari, en White Island, situada 48 Kms. al noroeste de la Isla Norte de Nueva Zelanda.

Hace poco más de un mes que he vuelto de un largo viaje por ese país, situado en el Cinturón de Fuego del Pacífico y salpicado, por tanto, de volcanes, que pueden entrar en erupción en cualquier momento.

Localización del Volcán Whakaari. Fuente: Google Maps

La actividad sísmica es algo cotidiano y debes ir concienciado de que durante tu estancia puede sentir algún terremoto, como me ocurrió a mi en Queenstown, ya que la tierra tiembla a diario a lo largo y ancho de Nueva Zelanda.

Auckland, la ciudad más poblada de Nueva Zelanda, está rodeada de varios volcanes, como el Mt. Eden, desde cuyo cráter hay una estupenda panorámica de la ciudad y el Volcán Rangitonga, que no se descarta que vuelva a entrar en erupción. Doce ríos de lava recorren el subsuelo de Auckland.

Uno de los mejores lugares donde contemplar la actividad volcánica de este país, lo constituye el Parque Geotermal WaioTapu situado en Rotorua y de visita obligada si viajas a Nueva Zelanda.

Este vídeo que grabé allí, es una muestra de que la Tierra necesita liberar la energía que se produce en su interior y te hace sentir la fuerza de la naturaleza.

Otro lugar de visita obligada es el Parque Nacional Tongariro, donde se rodaron escenas de la famosa trilogía de «El Señor de los Anillos», lo que te puede dar una muestra de su belleza.

Recorrer uno de los muchos senderos del Parque, como hice yo en una larga caminata de seis horas, contemplado la cima de sus tres volcanes Ruapehu, Ngauruhoe y Tongariro te da una visión de la naturaleza salvaje de Nueva Zelanda, sobre todo cuando puedes captar una imagen del volcán Ruapehu, con una nube encima, como si hubiese entrado en erupción. Me quedé impresionado.

Volcán Ruapehu. Parque Nacional Tongariro.

Pero cuando llegas a Christchurch, la ciudad más poblada de la Isla Sur, recorres sus calles y ves los efectos del terremoto de 6,3 grados que sufrió en febrero de 2011, te das cuenta de que toda la belleza de Nueva Zelanda tiene como contrapartida que tienes que vivir en un lugar donde la muerte puede llegar en cualquier momento en forma de seísmos o de erupción volcánica.

Catedral de Christchurch destruida en el terremoto de 2011.

Lo que nunca te esperas, es que durante tu visita a Nueva Zelanda, te sorprenda una violenta erupción que acabe con tu vida. Por desgracia así ha sido para estos turistas. Descansen en Paz.

@MiguelAndujar_

Turismo religioso: Italia bien vale cinco Misas.

Aunque es la cuarta vez que visito alguna de estas ciudades de Italia, nunca lo había hecho dedicando tanto tiempo al turismo religioso, pero Italia bien vale las Misas a las que he asistido… celebradas en cinco lugares tan importantes e imprescindibles para un católico.

Catacumba de San Calisto
Roma

Asistir a una Misa en las Catacumbas de Roma, es celebrarla como lo hacían los antiguos cristianos, en la época de las persecuciones religiosas. Además allí fueron enterrados miles de ellos, algunos son hoy Santas y Santos de la Iglesia Católica.

También fue lugar de enterramiento de algunos Papas. Hoy, aunque ya no hay nadie enterrado en sus nichos, recorrer las estrechas galerías con un silencio y respeto difícil de igualar en otros sitios turísticos, te hace sumergirte en la historia de la cristiandad y en los orígenes de Roma.

Basílica de San Pedro
Capilla de San Juan Pablo II
Roma

No hay viaje a Roma en el que no se visite la Ciudad del Vaticano y sus Museos. La grandiosidad espiritual de la ciudad Estado más importante de la cristiandad y residencia oficial desde hace siglos de los Papas, constituye el motivo principal de los periplos religiosos. Pero además asistir a una Misa en una de las capillas más significativas de la Basílica de San Pedro, en este caso donde se encuentra enterrado San Juan Pablo II, resulta emocionante y entrañable, sobre todo cuando se va rodeado de paisanos.

Además, si lo haces coincidir con un miércoles, puedes asistir a la Audiencia Papal, donde el lleno está garantizado. Ver a su Santidad el Papa y el fervor que despierta en viajeros de todo el mundo, te recarga espiritualmente. Decenas de parejas de recién casados acuden con sus vestidos de novio para recibir la bendición Papal.

Luego hay que tomarse tiempo para visitar los Museos Vaticanos, con su impresionante colección de arte y la siempre impactante Capilla Sixtina. Recorrer su largos pasillos, hace que te remontes a los tiempos del mecenazgo religioso, que tan valioso patrimonio cultural nos ha legado.

Los exteriores de una de las ciudades Estado más pequeñas del Mundo, también merecen un visita.


Basílica de Nuestra Señora del Perpetuo Socorro
Roma

Para despedirnos de la ciudad de Roma, donde por mucho que la visites siempre te quedaran rincones por recorrer y monumentos que visitar, asisto a una Misa en la Basílica que custodia el icono original de Nuestra Señora del Perpetuo Socorro, que es la patrona de mi pueblo, por lo que se convierte, además de visita obligada, en una ceremonia muy emotiva.

Como el resto de Misas, es celebrada por el Párroco de Almoradí, D. Jesús Ortuño, asistido por el Diácono, también de Almoradí.

La visita a esta Basílica era uno de los hitos de esta Peregrinación, por lo que dejamos la ciudad de Roma, cansados por los tres intensos días, pero contentos porque hemos aprovechado muy bien el tiempo.

D. Cosme, ha sido durante estos días un excelente guía de Roma, ya que acude desde hace años con sus alumnos y se conoce cada rincón y sobre todo cada monumento con significado religioso de la ciudad eterna.

Catedral de Ascoli Piceno
Cripta de San Emigdio

Atravesamos de oeste a este toda la península italiana y llegamos a otro de los destinos estrella del viaje, Ascoli Piceno, una ciudad de alta sismicidad, fundada antes que la misma Roma, donde se venera a San Emigdio, santo protector contra los terremotos, y donde se encuentra su tumba.

En el viaje nos acompaña también la Alcaldesa de Almoradí, Dª María Gómez, para devolver la visita institucional que realizaron las autoridades civiles y religiosas de esta ciudad a nuestro pueblo. Somos recibidos en su magnífico Ayuntamiento por el equipo de gobierno municipal y por el Obispo de la Diócesis.

Nuestro anfitriones en la ciudad es la Asociación cultural Sant’Emidio nel mondo, con los que visitamos esta bella y antigua ciudad.

Pero, sin duda, el acto más entrañable, como en Roma, es la Misa celebrada en la Cripta de la Catedral donde se encuentra enterrado San Emigdio, motivo central de nuestro viaje a esta ciudad, que abandonamos camino de Padua.

De nuevo toca cruzar Italia, esta vez de este a oeste, con escalas en Asís y Florencia.

Basílica de San Antonio
de Padua


La quinta y última misa se celebra en una hermosa Capilla que se encuentra junto al claustro de la imponente Basílica de San Antonio de Padua, ciudad de peregrinación y veneración de este Santo y que vive del turismo religioso.

Y que mejor forma de terminar este viaje que visitar Venecia, ciudad turística y encantadora. Perderse por sus callejuelas y navegar por su red de canales, te hace descubrir siempre nuevos rincones atemporales y edificios que luchan por sobrevivir al paso del tiempo y a la humedad.

Así termina un viaje peregrinación por ciudades que vale la pena visitar al menos una vez en la vida, y si además eres católico como yo, no dejes de asistir a Misa en estos lugares tan llenos de espiritualidad y misticismo.

¡Gracias a mis compañeros de viaje!

@miguelandujar.travel